contacto

DESTACADOS

Nuevo Proceso de Fiscalización

Con la creación de la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) y la instauración del Tribunal Ambiental en diciembre 2012, se buscó separar las funciones de fiscalización, de las de juzgamiento, potenciando una discusión especializada y técnica donde el debate será más detallado y acotado. Esta entidad responsable de la fiscalización en materia medioambiental, ha aumentado sus capacidades para hacer cumplir las normativas, y la encargada de juzgamiento, las de ejercer acciones de sancionamiento en relación a los no cumplimientos de los acuerdos y compromisos voluntarios declarados en su respectiva DIA.

En esta materia, las empresas que realizaron sus Declaraciones de Impacto Ambiental (DIA) anterior al año 2011, se comprometieron a realizar acciones de mitigación frente a los problemas medioambientales que se generan por acción propia de su quehacer productivo. Al ser aprobadas por medio de una Resolución de Calificación Ambiental, (RCA), estas acciones adquieren carácter de obligatoriedad.

Hoy frente a estos cambios y la separación en los organismos, Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) y Tribunal Ambiental, las empresas deben estar a la altura de las nuevas disposiciones medioambientales. Con el endurecimiento de las normativas, nuevas estructuras medioambientales, nuevas leyes (como por ejemplo la resolución exenta 574), y nuevas disposiciones en materia de sancionamiento, como el aumento en las multas de 500 UTM a 10.000 UTA (valor aproximado $4.824.720.000), las empresas deben revisar sus acuerdos voluntarios suscritos en las DIA. Además, deben revisar cada una de las obligaciones generadas y declaradas en la respectiva RCA, y analizar cómo se encuentran en relación a las nuevas exigencias.

Con el afán de cumplir cada punto, es que hoy, las empresas deben reconsiderar y reevaluar sus líneas de operación, entendiendo esto como una oportunidad de tomar sus procesos y actualizar los cambios que dicta el propio mercado, el entorno productivo, el cambio en el clima, el tipo y volúmenes de cosecha, cambios de procesos y de operación, volúmenes de producción de productos al mercado y en general todas las modificaciones hechas en las plantas productivas desde que se aprobó su DIA por medio de una RCA hasta la fecha actual.

Esta actualización debe confrontarse con las obligaciones a las que se comprometieron realizar en su respectiva RCA, para determinar las acciones de mitigación y de adecuaciones necesarias y pertinentes, para responder frente a la autoridad competente.

Con esta revisión y evaluación, se pretende dar evidencia al cumplimiento de la RCA actual y mostrar el cambio y modificaciones en los que la empresa ha incurrido debido a las nuevas exigencias y políticas medioambientales. Una actualización puede ser crucial ante la continuidad de procesos productivos de la empresa, y frente a multas por no conformidades, por parte de las nueva institucionalidad ambiental.

Contáctenos hoy mismo al email info@sacaf.cl para indicarle que medidas urgentes debe tomar.

<<volver

Guardia Vieja 12 Of. 34 - Providencia / Fono: (56) 2- 3341201 Fono-Fax : (56) 2-3341202